martes, 15 de agosto de 2017

El Carnaval de La Habana, la fiesta más popular




                        Entrevista a Efraín Sabas, director artístico del Carnaval habanero

Los dos últimos fines de semana de agosto (viernes, sábados y domingos), después de las nueve de la noche y hasta las dos de la madrugada siguiente,  en el Malecón Habana (de 19 a Marina) se celebrará el Carnaval de la Habana, la fiesta más popular de las que suceden en la capital cubana.

Efraín Sabas, director artístico del festejo dialogó con los lectores de esta publicación, y en relación con las novedades para esta edición puntualizó: “…entre las seis de la tarde y nueve de la noche de los sábados 19 y 26 de agosto, la populosa calle 23, desde G hasta Malecón, se convertirá en pasarela carnavalezca, con la participación de importantes agrupaciones musicales, danzarias y de espectáculos, esta será una de las maneras en que crecerá el Carnaval de La Habana este año.

El festejo crecerá en espacio y opciones, por ejemplo de manera simultanea estarán sucediendo desfiles de comparsas y actividades en plazas y parques de nueve municipios capitalinos, además el número de carrozas y la calidad de sus decoraciones también será superior”.

¿Cuáles son las principales motivaciones para este Carnaval?

Estamos festejando importantes aniversarios este 2017, ocho décadas celebra  la Comparsa Las Bolleras, una de las más antiguas y que aún se mantiene en activo, los 25 años de Los Caballeros del Ritmo, otra de nuestras comparsas y de igual manera estaremos celebrando los 85 años de la Orquesta Las Anacaonas y un cuarto de siglo de Yumurí y sus Hermanos, importante agrupación bailable.

¿Han tenido en cuenta las opiniones del público para el diseño y la concepción del Carnaval este año?

Se aprovechan los días de festejos para que una comisión se encargue de recepcionar los criterios del público que disfruta de esta fiesta, eso sucede cada año, y este precisamente se dan respuestas a algunas sugerencias o interrogantes con la extensión a otros municipios, el crecimiento en espacios.

Nuestro propósito es llegar a los cinco siglos de La Habana (en 2019) con una fiesta diferente en la que el público se sienta partícipe activo del fenómeno cultural que sin dudas es el Carnaval.

¿Crecerá también el número de diseñadores involucrados en el Carnaval este año?

Indiscutiblemente la plástica es fundamental en esta fiesta y al maestro Jesús Villalonga se han sumado otros diseñadores como Abraham, Francis y otros artistas del diseño, quienes tendrán a su cargo la imagen de las carrozas, las comparsas y los espectáculos que cada noche salgan al paseo, exhibiendo diversidad de estilos, géneros y concepciones estéticas.
Cada año llegan a la capital cubana, por estos días, representantes del carnaval en otras provincias, qué sucederá este 2017 en ese sentido.

Entre las novedades de este año destacan la legendaria Conga de los Hoyos y los Hombres Carrozas, que vendrán de Santiago de Cuba, mientras que de la región central, específicamente de Remedios y Camajuaní llegarán exponentes de sus famosas parrandas.






Nuevo taller de danza en el Conjunto Folklórico Nacional de Cuba



A partir del venidero lunes cuatro de septiembre y hasta el viernes quince estarán abiertas las oficinas del Conjunto Folklórico Nacional de Cuba (CFNC) para recibir a quienes deseen matricular o re matricular en los talleres de danza que cada año tiene por sede la legendaria institución.
 
Clases  de danzas yoruba, arará, bantú y de origen congo, además de los bailes populares y tradicionales cubanos conforman el plan de estudio que entre Septiembre y Julio de cada año imparten prestigiosos profesores.

Dos son las categorías de edades contempladas para los cursos: niños de entre siete y catorce años y jóvenes mayores de quince recibirán las clases de lunes a jueves en la institución ubicada en la calle 4 e/. Calzada y 5ta, en el Vedado habanero.

Quienes lleguen por primera vez recibirán la preparación lunes y miércoles, los más pequeños entre seis y siete de la tarde y los jóvenes entre siete y ocho de la noche, mientras que los continuantes ocuparán los salones de la institución en el mismo horario, martes y jueves los niños y lunes y miércoles los adultos.

La conocida “Escuelita del Folklórico” ha sido una iniciativa de más de quince años que ha posibilitado que muchas personas con interés por las danzas ancestrales las conozcan y en algunos casos sus egresados han pasado a formar parte del elenco de la Compañía.

En otro orden de cosas los directivos del CFNC adelantaron a esta publicación que en un futuro cercano quedará constituida la Unidad Docente que permita preparar el relevo de bailarines para la propia agrupación, entidad que tendrá como profesores a reconocidos bailarines y estudiosos de las danza populares y tradicionales cubanas y que contará con el reconocimiento del Sistema de Enseñanza Artística del país.

De Italia a Cuba, con amor por la cultura


Muchas son las personalidades del arte en el mundo que aman a Cuba por su cultura, entre otros motivos y por ella contribuyen con el desarrollo social de la Isla, desde sus perspectivas y profesiones.
 
Con uno de ellos dialogamos hoy, su nombre Roberto Ravenna Luciano, nacionalidad italiana y profesión realizador cinematográfico, él imparte, por estos días, un interesante taller en la Casa de África, como parte de la programación de verano de la popular institución de la Habana Vieja. 

¿Cuáles son las razones de su amor hacia la cultura cubana?

Me gradué de antropología haciendo un trabajo en esta institución sobre el tema de los Tambores Batá que son elementos fundamentales dentro de la Santería, cuando vine por primera vez tuve la oportunidad de entrevistar y grabar a Chachá, el tamborero y constructor de batá de Matanzas.

Luego de eso he seguido fiel a la Casa de África, entidad con la que colaboro de manera desinteresada, en agradecimiento a la manera en que me han tratado siempre.

Actualmente imparte un Taller. De qué se trata esta acción.

Es una acción sobre una nueva figura de la profesión, que en la actualidad tiene mucha aceptación: el Filmaker, este curso lo imparto con una proyección hacia la antropología visual, aprovechando para preparar a los aprendices en la producción de documentales.

Trato de hacer un acercamiento muy general a todos los aspectos de la visa cultural y social, entendido no solo como las expresiones del arte, sino como elementos de la vida cotidiana y en especial con énfasis en la religión, por ser este un tema que me interesa mucho.

¿Qué expectativas tiene con este Taller?

Espero profesionalizar a algunos aprendices para que puedan colaborar con nuestros proyectos en esta y en otras instituciones culturales, incluirse y formar parte de nuestro equipo de trabajo para que aprendan y logren un buen resultado.

¿En qué otras aristas de la cultura cubana ha realizado colaboraciones?

En la música fundamentalmente, junto a Dixamy Rodríguez realicé un documental relacionado con los noventa años del Septeto Nacional Ignacio Piñeiro y otro sobre la legendaria Comparsa El Alacrán.

También he realizado trabajos sobre los más importantes pintores cubanos, siempre vinculados con la música.

¿Cuáles son sus proyecciones futuras dentro de Cuba?

Actualmente estoy trabajando con el Conjunto Folklórico Nacional de Cuba, institución en la que filmamos de manera íntegra la más reciente edición del Laboratorio Internacional de Folclor Folkcuba y estamos preparando un documental sobre la historia de esta emblemática entidad cultural de 55 años.

¿Por qué siempre regresa a Cuba?

Siempre vengo a esta Isla porque sé que puedo hacer algo sobre la cultura, nadie me lo impide y a diferencia de otras naciones, todas las instituciones y sus trabajadores me ayudan y colaboran.

Aunque sea difícil de entender en mi propio país es todo más complicado, aparentemente puede parecer que aquí las cosas son más difíciles, pero es todo lo contrario, todo depende de la intensión con que se hacen las cosas.

En su opinión cuáles son los principales aportes de la cultura cubana al arte universal.

Creo que la música cubana es importantísima en todo el mundo. Lamentablemente ahora tenemos una sonoridad un poco diferente a la que siempre ha identificado a esta nación, el reggaetón, por ejemplo puede ser bonito en algunos casos y en otros no, pero eso es algo que sucede en el mundo.



viernes, 11 de agosto de 2017

Festival La ruta de la Rumba en Cuba del 18 de agosto al primero de septiembre


La Rumba cubana, género músico-danzario declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad desde el pasado año, volverá al centro de la atención entre el 18 de agosto  y el primero de septiembre con la celebración de la IX edición del Festival La ruta de la Rumba, que auspicia el proyecto Timbalaye e instituciones culturales cubanas.
 
Este año, además, se suma a la convocatoria la Oficina Regional de la UNESCO para América Latina y el Caribe.

El programa del Festival está dedicado al Comandante en Jefe de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz y se extenderá a nueve provincias del país, como expresión de lo popular de un género nacido en los estratos más humildes.

La primera jornada sucederá en La Habana con un momento especial para reconocer a importantes cultores del género que residen en la capital cubana, quienes desde la profesionalidad o la labor como aficionados defienden las expresiones de la cultura popular tradicional cubana.

El acto inaugural tendrá lugar en el Emboque de Regla y contará con las actuaciones de emblemáticas agrupaciones como Yoruba Andabo, Iyerosun y la comparsa Los Guaracheros de Regla, entre otros.

Para el 20 de agosto, tercera jornada de La ruta de la Rumba, los organizadores anuncian  un interesante programa en el habanero Pabellón Cuba que incluirá actividades infantiles en la que niños que aman el género protagonizarán la mañana con su música y su baile.

A las tres de la tarde, en el Salón de Mayo del propio Pabellón Cuba (23 y N) tendrá lugar un encuentro entre representantes del gremio rumbero para intercambiar con el público sus experiencias y dar paso a la presentación del grupo cienfueguero Rumba Lay.

La ruta de la Rumba volverá a espacios capitalinos el día primero de septiembre a las cinco de la tarde, para clausurar la festividad, momento en que llegarán al Salón Rosado de la Tropical (41 y 42) con un programa que incluye la presencia de las más populares agrupaciones rumberas del país: Ozain del Monte, Yoruba Andabo y las compañías danzarías JJ y Banrrarrá, entre otros formatos musicales y danzarios.

En relación con el Festival y la declaración de la Rumba como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, la Dra. Katherine Müller-Marín, directora de la Oficina Regional de la UNESCO en La Habana comentó en Conferencia de Prensa: “…quién se puede quedar impávido viendo la manera en que los cubanos cantan y bailan la Rumba, ahora estamos colaborando con un Festival que lo que hace es llevar esa cultura a todo el pueblo, lo que es fundamental para el organismo que represento.

Hablamos de acceso, de participación y de asegurar que generaciones nuevas aprenden, valoren, respeten, difundan y sigan viviendo y disfrutando esta forma de arte.

El Comité Intergubernamental de la Unesco, cuando se reunió para inscribir a la Rumba, la consideró como expresión de autoestima y resistencia, que contribuye a la formación de la identidad nacional, elemento muy importante ya que es esa la identidad nacional que esta nación comparte a nivel mundial a través de sus expresiones artísticas.

Es esta una forma de expresión que tiene que ver con el orgullo y a su vez  una representa lo que ustedes son y lo que han aportado a la cultura del mundo”.

miércoles, 9 de agosto de 2017

Lizt Alfonso Dance Cuba clausurará Curso de Verano


Con idea original de la maestra Lizt Alfonso, y dirección artística de la profesora Claudia Valdivia, la sala Avellaneda del Teatro Nacional acogerá, el trece de agosto a las once de la mañana, un espectáculo variado y divertido, compuesto por sorprendentes coreografías que los bailarines-profesores de la Compañía Lizt Alfonso Dance Cuba han concebido para que el público guarde en su memoria este momento como uno de los más significativos de la temporada estival 2017.

De esta manera más de 300 aprendices culminarán la tercera y última etapa del Curso de Verano de 2017, iniciativa que, como la Escuela LADC, ya cuenta un cuarto de siglo de existencia.

Desde Santiago de Cuba llegó a la institución de la habanera Plaza Belén Jennifer María Rosabal de 14 años, quien con conocimientos de danza adquiridos en la Escuela de Danza Contemporánea en la oriental provincia, trajo la expectativa de profundizar en técnicas y estilos que le serán útiles para el futuro.

En relación con la manera en que se aprecia el trabajo de la prestigiosa compañía en Santiago de Cuba la incipiente bailarina comento: “…allá somos más contemporáneos, pero casi todas mis compañeras quieren pasar este curso porque lo ven como una gran oportunidad en la más importante agrupación danzaria del país.

Este taller me ha aportado muchísimo, porque en mi provincia hay pocos espacios donde poder desarrollarnos como artistas y aprender más de otros géneros y estilos como el folclor y el flamenco…”.

Que los salones de Lizt Alfonso Dance Cuba (LADC) se llenen de estudiantes de danza apasionados del estilo Fusión procedentes de La Habana, Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma, Holguín, Ciego de Ávila, Sancti Spíritus, Villa Clara, Cienfuegos, Matanzas y Artemisa, así como de países como Inglaterra, Uruguay México, Alemania y Suiza, indica que su curso de verano se ha consolidado como un buscado espacio de crecimiento profesional y espiritual.

Ya acostumbrada a las exigencias de la emblemática agrupación, por ser integrante de su Ballet Juvenil, la joven Yanny Julia Díaz Nápoles, de 14 años decidió dedicar parte de sus vacaciones a perfeccionar la técnica dancística que ya tiene.

“Estoy en este curso porque pretendo ser una gran bailarina y con estas clases me preparo mejor, además de que aquí me relaciono con niños de otras provincias y naciones.

La exigencia de los maestros para con nosotros es mayor, se supone que debemos esforzarnos más y demostrar lo aprendido en todos los sentidos, pero eso no es malo, al contrario nos hace más disciplinados y eleva nuestro compromiso con la Compañía”, acotó.

A la interrogante de por qué renunciar a las diversiones del verano, la desenfadada chica respondió: “…se supone que estamos aquí porque nos gusta la danza, entonces el dejar de dormir la mañana, ir a la playa o comer golosinas no es un sacrificio en vano, es por nuestro futuro…”

Desde la ciudad Guadalajara, Jalisco, México y como premio de un concurso de danza llegó hasta la cubana compañía Ángel Gardel Macías Peña de apenas doce años de edad, para quien estar en Cuba ha sido más que un premio, un regalo de vacaciones y un  reconocimiento a tanto esfuerzo y dedicación.

Estudiante de Ballet Clásico en la Real Academia de Ballet considera muy interesante la manera en que se desarrollan las actividades en esta compañía y cómo se establecen relaciones humanas entre niños de diferentes procedencias y edades.

“En esta academia, comentó, se me ha fortalecido la técnica y con eso aspiro a ser mejor bailarían, de todas las materias que aquí he aprendido la que más ha exigido de mí es la folclórica y la del género flamenco, ya que no las conocía y en la que más cómodo me he sentido ha sido en la de ballet…”

A la pregunta de qué se llevará de Cuba, el talentoso niño contestó: “Me llevo la alegría de conocer a otros chicos y cuando llegue a mi academia les platicaré a mis compañeros sobre mis experiencias en este país y comentaré de las relaciones y la manera en que los niños viven felices.

Les comentaré sobre cómo son las amistades en Cuba y la tranquilidad con que se vive en esta Isla…”

Para el espectáculo de clausura estos pequeños junto a sus profesores preparan un trabajo coreográfico en el que serán protagonistas, sobre ese y otros temas conocimos en diálogo con dos de sus profesoras, quienes a su vez son bailarinas de la LADC: Arelys Roda e Ivonné Ramírez, de 22 y 25 años respectivamente.

Ellas han tenido una larga relación con la Compañía, desde muy pequeñas se vincularon a ella, en talleres, cursos, el Ballet Juvenil y la Unidad Artístico-Docente y en la actualidad integran su nómina profesional.

“…desde aproximadamente los 15 años nos desempeñamos como instructores de los nuevos ingresos, actividad que nos ha aportado mucho ya que complementa nuestra formación…”, comentó Arelys, a lo que su colega agregó “… en los talleres de verano aprendemos más, porque los niños que llegan a ellos no siempre provienen de academias de danza, por lo que tenemos que redoblar nuestros esfuerzos en su formación, además de que el tiempo de duración exige el montaje de una coreografía en quince días, exigiendo de nosotros un mayor esfuerzo y profesionalidad…”

Montaje de coreografía, Ballet, Folclor, Maquillaje y Peluquería, Fusión y  Flamenco son las materias que se imparten en los talleres de verano de LADC, una compañía músico-danzaria que acaba de regresar a casa con la satisfacción de haber conquistado por segunda ocasión al público de Turquía, luego de su estancia en el XV Festival Internacional de Ballet de Bodrum, donde se presentaron con el espectáculo “Cuba Vibra”.

Para el futuro los integrantes de LADC preparan la reposición de “Fuerza y Compás”, uno de los más aplaudidos espectáculos que les ha granjeado aplausos y vítores en el mundo. La puesta en escena se anuncia para el venidero mes de septiembre (22 al 24) en la Sala Avellaneda del Teatro Nacional.

Bulevar 66, un espacio donde el buen gusto manda





Entrevista a Arturo Bass, director del Centro Cultural Bulevard 66

 El Centro Cultural Bulevar 66 es un nuevo espacio habanero que tiene como principal propósito ampliar las opciones para el disfrute de la música cubana, en un agradable ambiente y con el aderezo de una oferta gastronómica y de coctelería que se corresponda con el confort y la propuesta artística.

Con domicilio en el céntrico Bulevar de San Rafael, en el municipio Centro Habana, la instalación de poco más de un mes y perteneciente a las de la Agencia de Representaciones Artísticas y Literarias “Artex”, tiene capacidad para 74 personas y está dirigida por Arturo Bass, con quien dialogamos en busca de pormenores.

¿Cuál es la oferta artística para este espacio?

En nuestro escenario se presentan agrupaciones musicales de pequeño formato que cada día, entre diez de la noche y doce de la madrugada deleitan al público con sus propuestas.

A partir de esa hora y hasta las dos de la madrugada se disfruta de la música grabada, siempre ponderando la cubana. A partir de las ocho de la noche se cobra la entrada, a precios módicos, teniendo en cuenta la agrupación que se presenta.

Un ejemplo de la variedad cultural de este espacio está en el hecho de que por este escenario han pasado agrupaciones de jazz, música popular, agrupaciones vocales y otras.

El popular cuarteto Los Zafiros es el anfitrión de cada jueves y el grupo Moncada ha reservado los sábados, en ambos casos la aceptación del público es digna de destacar.

¿Cómo es el acceso y el sistema de pago?

Vale destacar que en esta unidad tenemos ofertas en las dos monedas CUC y CUP, aunque el pago se puede hacer en ambas formas también ofertamos productos diferenciados, por ejemplo para cuatro personas cobramos $200.00 CUC y por ese precio incluimos la entrada y un buffet que incluye bebida y alimentos ligeros.

En la planta baja tenemos una cafetería con servicio al transeúnte, con un horario de 24 horas, donde se expenden refrescos, cigarros, confituras y otros alimentos ligeros que nos ayudan a que el público conozca el lugar.

¿El estar ubicados en una de las más populosas arterias de La Habana ha sido motivo de preocupación en cuanto a disciplina social?

No, desde nuestro inicio el público ha aceptado el lugar y respeta las normas de la casa, también nosotros respetamos el derecho de los clientes, ese no es motivo para confiarnos porque aún estamos buscando una posición en el mercado, pero esperamos que se mantenga con una disciplina adecuada.

¿Cuál es el horario de trabajo de este establecimiento?

Estamos abiertos al público todos los días de la semana entre doce del mediodía hasta las dos de la madrugada siguiente.

Durante el día, entre el mediodía y las siete de la noche,  proyectamos videos musicales, acompañados de una oferta gastronómica ligera y servicios del bar.

¿Cuál es su opinión sobre el lugar, a tan pocos días de funcionamiento?

Con poco más de un mes de trabajo la respuesta del público a nuestras ofertas revela que el lugar tiene muchas potencialidades, lo que logramos en el mes de julio demuestra que hay calidad humana de los trabajadores para que el público satisfaga sus expectativas, a pesar de las pequeñas limitaciones que deben ser solucionadas en breve.